Deja que tus planes te motiven a comenzar a trabajar hacia tus metas. ¡Sueña grandes sueños!
Ningún plan vale ni el costo del papel en que está impreso a menos que te impulse a emprender algo.
Santiago 1:22
Sed hacedores de la palabra y no
solamente oidores que se engañan a sí mismos.
Jeremías 29:11
“Porque yo sé los planes que tengo para vosotros–declara el SEÑOR– “planes de bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza.
Jeremías 31:17
Y hay esperanza para tu porvenir–declara el SEÑOR–, los hijos volverán a su territorio.

 
Visita nuestra sección de Descargas, obtendrás muchos

materiales totalmente gratuitos.