"La Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) y el Instituto Catalán de Oncología (ICO) han evaluado, por primera vez, las muertes atribuibles a la exposición al humo ambiental del tabaco. Su investigación, publicada en la revista especializada "Tobacco Control", concluye que ese tipo de exposición puede provocar la muerte de 1.228 personas cada año en España." (La negrita es mía).
El estudio está basado en encuestas a personas que nunca habían fumado, localizando el estudio en Barcelona, Cornellá de Llobregat y en Galicia. Respecto a los espacios de exposición, se centra en el hogar y el puesto de trabajo, dejando sin estudiar otros ambientes como bares, restaurantes, etc. Sólo se han tenido en cuenta para el estudio dos tipos de enfermedades: las cardiovasculares y el cáncer de pulmón. En total, la exposición al humo de tabaco puede ser la causa de 1.228 muertes anuales, 820 en mujeres y 408 en hombres.
De todas estas muertes, 771 de los casos en mujeres fueron dolencias cardiovasculares, y 49 por cáncer de pulmón.
En el caso de los hombres, 348 murieron por problemas cardiovasculares y 60 por una neoplasia pulmonar. "Si se incluyese también la exposición al humo ambiental del tabaco en los locales de ocio, los autores de la investigación afirman que la mortalidad podría aumentar hasta un mínimo de 2.870 defunciones anuales." Así que, ya hay datos para pedir al que tenemos a nuestro lado (eso sí, con educación), que apague el cigarro, si no le importa su salud, hágalo por la mía. ¡Gracias!